Las teorías cognitivas del desarrollo se centran básicamente en la estructura y el desenvolupamiento de los procesos del pensamiento del niño y la manera como estos procesos afectan a la comprensión del mundo. Así como, la manera como esta comprensión y las expectativas que se crean afectan a la conducta.



La teoría de Piaget


Piaget mantenía que hay cuatro períodos principales en el desarrollo cognitivo (Figura 1), cada una de las cuales, esta determinada por la edad y tiene características estructurales que permiten cierto tipo de conocimiento y comprensión.


Edad aproximada

Período

Características

Principales adquisiciones

Nacimiento a los 2 años

Sensoriomotor

El niño utiliza los sentidos y las aptitudes motoras para entender el mundo. No hay un pensamiento conceptual o reflexivo. Un objeto se conoce en función de lo que se le puede hacer.

El niño aprende que un objeto existe cuando no esta a la vista (permanencia del objeto) y empieza a pensar utilizando acciones tanto mentales como físicas.

2 a 6 años

Preoperacional

El niño utiliza el pensamiento simbólico, que incluye el lenguaje para entender el mundo. El pensamiento suele ser egocéntrico, entiende el mundon desde su perspectiva.

La imaginación florece y el lenguaje se convierte en un medio de autoexpresión y de influència para los otros. Empieza a descentrarse, a hacerse menos egocéntrico y a entender y coordinar múltiples puntos de vista.

7 a 11 años

Operaciones concretas

El niño entiende y aplica operaciones lógicas, o principios, para ayudar a interpretar las experiencias de manera objetiva y racional, en lugar de hacerlo instintivamente.

Al aplicar aptitudes lógicas, los niños aprenden a comprender los conceptos básicos de la conservación, el nombre, la clasificación i muchas otras ideas científicas.

A partir de los 12 años

Operaciones formales

El adolescente o adulto és capaz de pensar sobre abstracciones y conceptos hipotéticos y és capaz de especular mentalmente sobre aquello real y aquello posible.

Los temas éticos, políticos, sociales y morales se hacen más interesantes e involucran más al adolescente en la medida en que resulta capaz de desarrollar ms ampli i teòric sobre les experiències.

Figura 1.- Extraída de Berger y Thompson, Psicología del Desarrollo:Infancia y Adolescencia (1997).


La teoría de las etapas de Piaget, consta de un proceso subyacente que sigue esquemas universales. Este proceso esta guiado, por la necesidad que tenemos todos de llegar al equilibrio, un estado de armonía mental. Cada persona necesita y constantmente intenta conseguir la reconciliación de las nuevas experiencias mediante la comprensión individual existente para que tengan sentido. Este equilibrio se consigue cuando los conceptos mentales de una persona (esquemas) concuerdan con las experiencias reales de esta persona. Un esquema es una manera general de pensar e interactuar con las ideas y objetos del entorno.

 

El equilibrio se experimenta cuando los esquemas actuales de cada uno encajan con las nuevas experiencias. En cambio, cuando los esquemas existentes parecen no encajar con las experiencias actuales, el individuo cae en un estado de desequilibrio, que se traduiciría en una falta de armonía que inicialmente produce confusión y después lleva al crecimiento, cuando la persona modifica antiguos esquemas y construye otros nuevos que encajan con la nueva experiencia.

 

Estos períodos de desequilibrio pueden ser inquietantes para un niño o un adulto cuando sospecha que las ideas aceptadas hasta el momento, ya no son válidas, a la vez que constituyen períodos creativos de crecimiento mental, que es una de las razones por las que las personas de todas las edades buscan experiencias nuevas y desafiantes.

 

La búsqueda de conocimiento, se satisface a través de dos procesos, innatos e interrelacionados, que según Piaget, constituyen el núcleo de la inteligencia. Estos procesos son la organización y la adaptación. Las personas organizan sus pensamientos para que tengan sentido, estableciendo vínculos entre una idea y otra; integrando su conocimiento de manera sistemática y cohesionada. Las personas también adaptan sus maneras de pensar para incluir nuevas ideas a medida que las nuevas experiencias van aportando información adicional.

 

Esta adaptación tiene lugar de dos maneras, a través de la assimilación y la acomodación. En el proceso de asimilación se incorporan nuevas informaciones a un esquema actual. Y en el proceso de acomodación, la organización intelectual se tiene que ajustar a las nuevas informaciones.


En su conjunto, Piaget nos presenta el niño como un “pequeño científico” que desarrolla nuevas organizaciones del pensamiento explorando el mundo y modificando convenientemente la comprensión de sí mismo.